Ostomía y «dieta»

Consejos básicos para iniciar una alimentación saludable.

DEFINICIÓN DEL PROCESO.

Una ostomía es una intervención  quirúrgica mediante la cual se practica una abertura en la piel para dar salida a un órgano o víscera al exterior. A este segmento exteriorizado se la llama estoma.
La palabra “estoma” es de origen griego y significa boca o abertura. Una ostomía se realiza cuando, por cualquier motivo, nuestro intestino o sistema urinario enferma y se hace necesario eliminar una parte del mismo. Como consecuencia de ello, hay que crear un nuevo camino para la salida al exterior de heces u orina.
En el caso del intestino, las heces no serán evacuadas por el ano, sino por el estoma que quedará situado en el abdomen. Lo mismo ocurrirá si está afectado el sistema urinario, la orina no saldrá por la uretra sino por el estoma.
Existen diferentes tipos de ostomías en función del órgano implicado. Si afecta al sistema digestivo puede ser una colostomía o una ileostomía. En el caso de una colostomía es el intestino grueso el que comunica con el exterior y se llamará ileostomía cuando la porción intestinal que se exterioriza en el abdomen es la última del intestino delgado llamado ileón.
Si afecta a las vías urinarias se llamará urostomia o nefrostomía.

Cuando el paciente, al cual se le ha practicado una ostomía, es dado de alta y llega a su domicilio, debe seguir una serie de consejos a nivel alimentario y cuidados del estoma para obtener la máxima calidad de vida.


CONSEJOS PRÁCTICOS

a) A nivel alimentario para pacientes colo e ileostomizados

-Realizar una dieta  variada donde estén presentes todos los alimentos.
-Beber agua y líquidos en abundancia.
-Evitar  ingerir grandes cantidades de comida, ya que dificultarían la digestión.
-Comer despacio y masticar bien los alimentos para ayudar a la función intestinal y prevenir dificultades en la salida de heces por el estoma.
-Realizar entre 5 ó 6 comidas al día, especialmente en ileostomía. Es recomendable, comer poco y  frecuentemente.
-Si es posible, es recomendable permanecer sentado o de pie unos 45 minutos tras la ingesta de la comida o cena.
-Evitar cenar copiosamente para disminuir el volumen de heces por la noche.
-Prevenir la diarrea, el estreñimiento y los gases,  ya que resulta mucho más molesto para un ostomizado que para cualquier otra persona.

RECOMENDACIONES

-Identificar y evitar aquellos alimentos mal tolerados que desencadenan estos síntomas.
-Beber agua o líquidos en abundancia y regularmente para realizar una buena hidratación: caso de colostomías: 1.5-2 l al día y caso de ileostomías: 3 l al día salvo contraindicación.
-Para evitar el estreñimiento en concreto: realizar ejercicio físico suave como por ejemplo caminar ya que aumenta el peristaltismo intestinal.

¿Qué hacer en caso de diarrea?

La diarrea puede producirse por la ingesta de algún alimento o medicamento. En estos casos conviene tomar alimentos con mucho almidón o astringentes, como la pasta, patatas, arroz, zanahorias cocidas, zumo de limón, pescados y carnes a la plancha.
Es recomendable también tomar  yogur, ya que es un producto rico en probióticos que tomado regularmente nos ayudará a recuperarnos y a prevenir.
Realizar una buena hidratación, mediante la ingesta de muchos líquidos.
Evitar ingerir productos con mucha fibra como los cereales o verduras  ricas en fibra, la leche o el café, ya que pueden empeorar la diarrea.

¿Qué hacer en caso de estreñimiento?

Realizar una dieta rica en fibra, ingerir fruta, verduras, cereales ricos en fibra, pan integral y salvado de trigo.

Tomar muchos líquidos como agua, zumos de frutas e infusiones.

Realizar ejercicio suave como caminar ya que se estimula el funcionamiento intestinal.

¿Qué hacer en caso de producir gases y malos olores?

Para las personas ostomizadas es muy molesto tener flatulencias o gases ya que no pueden controlar el momento de la expulsión de los mismos.
Es importante saber exactamente qué alimentos provocan los gases para tratar de evitarlos.
Entre los alimentos que provocan gases están: los guisantes, la col, coliflor, brócoli, judías, la leche, la cerveza y la cebolla. Tras la ingesta  de una comida rica en estos alimentos, la producción de gases empieza  a las 3 horas de la ingesta y su producción máxima se alcanza a las 5 horas. Después de este tiempo, el nivel de gases empieza a disminuir y  se normaliza a las 7 horas.

b) A nivel alimentario para pacientes urostomizados.

-Realizar una dieta sana y equilibrada.

-Reponer los líquidos perdidos por el organismo. Para facilitar la función de los riñones, se recomienda ingerir de 1.5-2 litros diarios.

-Evitar una ingesta excesiva de alimentos que provoque aumentos de peso.

-En urostomizados, es recomendable la ingesta de fruta y verdura rica en  vitamina C, ya que esta vitamina baja la alcalinidad o pH de la orina y disminuye la posibilidad de infecciones y mal olor. Algunos alimentos ricos en vitamina C son los kiwis, naranjas, pomelos y coles.

Y como último punto a tratar y no menos importante, debemos mencionar las medidas higiénicas para el cuidado de la estoma:

-Higiene del estoma mediante un jabón neutro, agua corriente y un buen secado sin frotar ni utilizar secador para evitar irritarlo.

-Cambiar el dispositivo  o bolsa cuando esté medio lleno, tenga fugas o produzca incomodidad.

-Se aconseja, en el caso de una colostomía o una  ioleostomía, no cambiar el dispositivo o bolsa  tras la ingesta de alimentos ya que éstos aumentan los movimientos peristálticos del intestino y, por tanto, no es el momento más idóneo.

-Si la piel es muy sensible  o se irrita con facilidad, mejor usar dispositivos o bolsas de 2 piezas que de 1 pieza ya que, de este modo, solamente cambiaremos la bolsa y no el disco que va pegado a la piel, evitando su irritación.

-No usar alcohol sobre el estoma.

-En el caso de que exista irritación de la piel alrededor del estoma, se pueden utilizar una serie de productos  especiales  que existen en el mercado y que podrán ayudar al paciente ostomizado, como polvos, pastas, cremas barreras, películas protectoras o toallitas.
Se recomienda no usar cremas o bálsamos que no hayan sido recomendados por un profesional sanitario.

Ante cualquier duda o complicación  que se le pueda presentar  consulte con su farmacéutico

Print Friendly, PDF & Email
abril 10, 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.